Disertando sobre la verdad

La verdad es tan impopular que se le prefiere disimulada,
acartonada y si es posible bien callada: muda.
No es muy apreciada por que no se sujeta a los caprichos.
Es la que es y será por muchos años que pasen.
Si quieres rezar para que ella cambie, mejor olvídalo.
Pero no te preocupes, si la verdad no es para ti, 
existen diversas sectas, fábulas y fantasías.
Solo escoge la que te haga más feliz y recuerda este consejo:
si alguna gente te dice que su fantasía es única y verdadera
no uses palabra majadera, ni discutas.
Recuerda que tu simplemente escogiste una diferente.

 

Ya no…

 

"Ya no tengo paciencia para ciertas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto en mi vida donde ya no quiero perder más tiempo con lo que me desagrada o me perjudica. No tengo paciencia para el cinismo, las críticas excesivas y exigencias de cualquier tipo. He perdido la voluntad de complacer a los que no me agradan, de amar a los que no me aman y de sonreír a los que no quieren sonreírme. Ya no gasto ni un solo minuto en los que mienten o quieren manipular. Decidí no lidiar más con la pretensión, la hipocresía, la deshonestidad y los elogios baratos. No tolero la erudición selectiva ni la arrogancia académica. No me adapto bien a los chismes populares. Odio los conflictos y las comparaciones. Yo creo en un mundo de opuestos y por eso evito a la gente con personalidad rígida e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. No me llevo nada bien con aquellos que no saben cómo dar un cumplido o dar unas palabras de aliento. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad para aceptar a los que no les gustan los animales. Y por encima de todo, no tengo paciencia para ninguna persona que no merezca mi paciencia."

José Micard Teixeira  

(Vía vinkalavikinga)

El mundo humano

Crecí creyendo que el mundo era lo más bello y perfecto que existía en el universo. Pronto aprendí que nuestro planeta solo es un conjunto de mundos; por una parte está el mundo animal, el vegetal, el mineral y el más interesante, aunque tal vez el más peligroso: el mundo humano. Su definición: destrucción.

Si quieres ver a alguien matando a sus padres, a sus hijos, a sus hermanos, a sus semejantes; solo tienes que voltear a ver a los humanos.

También si quieres ver a alguien destruyendo su propio entorno, la naturaleza y cualquier cosa que le rodea, no tienes más que ver a los humanos de nuevo.

El humano vive en sistemas que inventa y que, no importa si le asfixian, le quitan libertad, lo hacen incluso morir de hambre; es capáz de mantenerlos y hasta dar su vida por ellos para que se perpetúen a través del tiempo.

Delega sus responsabilidades a otros para ser gobernado por ellos, aún a sabiendas que no son los más sabios, que son ambiciosos, que son sus empleados y que le van a robar todo, hasta el pan de su boca, pero no es capaz de hacer nada.

He aprendido que el ser humano quiere tener fe en sí mismo, que quiere cambiar, pero que no puede, que el cambio le aterra y que antes que cambiar algo de lo que le molesta prefiere dejarse matar de a poco y perecer solo soñando.

Lo más triste es que los otros mundos se extinguen también de a poco, gracias al mundo humano. ¿Esto cambiará alguna vez?

 

El miedo

El miedo me dijo

El miedo

El miedo me ha visitado hoy. Osadamente me ha dicho que te puedo perder.
Involuntariamente he reído a carcajadas.
—¿Es que no me crees? —me preguntó. Si. De creerte te creo.
—¿Entonces por qué ríes?
—Por que yo ya no tenía esperanza. Después de tantas desventuras no esperaba nada.
Podría haberse quedado conmigo solo un día y con eso habría sido muy feliz.
Así que seguiré riendo cuando vengas ingenuamente a decirme eso.
Porque yo ya no veo el miedo. Cada día que pasa siento, veo y agradezco ese amor.

Manos entrelazadas - Tatuaje ancla

Quiero ser

Manos entrelazadas - Tatuaje ancla

Quiero ser la más sucia de tus fantasías y la más tierna de tus poesías. Para que acabada cada noche, cuando abras tus ojos descubras una nueva forma para amarnos.

laberinto

¿Porqué no hay historias felices de principio a fin?

laberinto

¿Porqué no hay historias felices de principio a fin? Ya sea en el cine, el teatro, la literatura o en nuestra imaginación; no hay historias que sean del todo felices. Si llegan a existir las tildan de aburridas, monótonas, etcétera y pronto caen en el olvido.

Esto solo tiene una razón: A los humanos nos encanta el conflicto. Nos atrae lo complicado, lo complejo, lo que no sea sencillo. Si no hay problemas en alguna historia, con alguna persona, nos da flojera.

¿Para que engañarnos? No buscamos ser felices, buscamos no aburrirnos. Nada más.

 

libre

¿Soy libre?

“Quise gritar y vi que no era el lugar adecuado.
Necesité correr y vi que no había hacia dónde hacerlo.
Quise llorar y me dijeron que no estaba bien.”

Comencé a entender que siempre es el momento para obedecer y seguir las reglas, pero no es a menudo el momento para expresarte libremente.

Frecuentemente se nos reprime social, moral y mentalmente. Todo está bien mientras seamos robots perfectos para el aparato social; ya sea el trabajo, la escuela, la familia. Pero no lo está cuando nos atrevemos a pensar por nosotros mismos, y mucho menos cuando nos decidimos a actuar diferente. Aún cuando no obremos mal.

Por muy libres que nos creamos, no lo somos tanto. A veces no somos nada libres.

libre

Carretera - San Martín de las Pirámides - México

Con tu mano en la mia

Carretera - San Martín de las Pirámides - México

Agua y mar, caminos y carreteras, muchos kilómetros. incluso tormentas. Todo se oponía, pero sabré encontrarte, hallaré un modo de llegar hasta ti.

Confío en el regreso, solo eso veo, llegando con tu mano en la mía. Con mi corazón lleno; de amor, de sueños, de esperanzas y ¿por qué no?, de tu calor.

Viviendo aquella felicidad que siempre soñé, en un lugar solo para los dos, nuestro espacio. A medida, en este mundo, durante esta vida. Veo esa luz en tu mirada, aquella que hasta ahora me alumbra en las peores tinieblas.

Tengo fuerza y tengo fe, en algo tan etéreo como mi amor, pero que se hace tan tangible como este camino que ahora he de recorrer.

Volveremos con nuestras miradas al frente y una sonrisa coronada por un beso, no de final feliz, sino de un hermoso principio.

 

Frases de Grey’s Anatomy: “Gracias al calendario volvemos a empezar todos los años…”

Parque, sol y arboles

Gracias al calendario volvemos a empezar todos los años. Sólo hay que esperar a Enero. La recompensa por sobrevivir a la Navidad es el año nuevo que viene acompañado de los tradicionales buenos propósitos, dejas atrás el pasado y vuelves a empezar. Es difícil resistirse a la oportunidad de empezar de nuevo, de dejar tus antiguos problemas a un lado.

Quien decide cuando acaba lo viejo y empieza lo nuevo no es un día del calendario, ni un cumpleaños, ni un nuevo año. Es un acontecimiento grande o pequeño algo que nos cambia que nos da esperanzas. Una nueva forma de vivir y contemplar el mundo, para dejar marchar los viejos hábitos, los recuerdos.

Lo importante es saber que siempre se puede volver a empezar, aunque también es importante recordar que entre todo lo malo siempre hay cosas a las que merece la pena aferrarse.