Carretera - San Martín de las Pirámides - México

Con tu mano en la mia

Carretera - San Martín de las Pirámides - México

Agua y mar, caminos y carreteras, muchos kilómetros. incluso tormentas. Todo se oponía, pero sabré encontrarte, hallaré un modo de llegar hasta ti.

Confío en el regreso, solo eso veo, llegando con tu mano en la mía. Con mi corazón lleno; de amor, de sueños, de esperanzas y ¿por qué no?, de tu calor.

Viviendo aquella felicidad que siempre soñé, en un lugar solo para los dos, nuestro espacio. A medida, en este mundo, durante esta vida. Veo esa luz en tu mirada, aquella que hasta ahora me alumbra en las peores tinieblas.

Tengo fuerza y tengo fe, en algo tan etéreo como mi amor, pero que se hace tan tangible como este camino que ahora he de recorrer.

Volveremos con nuestras miradas al frente y una sonrisa coronada por un beso, no de final feliz, sino de un hermoso principio.

 

fotos pared chico cama deseo recuerdos

Tus fotos y mi soledad

fotos pared chico cama deseo recuerdos

Si tan solo mis sueños no se destiñieran con los años como estas fotos, si tan solo mis anhelos por verte no se desvanecieran con el paso de las estaciones.

Aún llegando esta primavera, con todo y el sol en lo alto del cielo brillando en todo su esplendor, aún así la oscuridad viene a visitarme a momentos.

Derroche de sentimientos, derramo mis pensamientos en esa imagen, en esos ojos, en esa boca, mis deseos mueren de hambre y mi alma se nutre solo de tu recuerdo.

No diré que por vos muero, ya no quiero resaltar lo obvio, pero si mencionaré que por si alguna vez decides volver, no hablemos del pasado, no miremos hacia atrás, tomarás mi mano y yo la tuya… para juntos volver a caminar.

Recuerdo del futuro

recuerdos del futuro

Recordando encontré la imagen de tus labios perlados, bellos, rozando los mios, caricias eternas.
Respiraciones aceleradas e intensas como nuestro frenesí.
Daba todo por quedarme solo junto a ti; solo la vida que se nos escapa a cada segundo es lo que un día nos separaría.
El resto del mundo no existía, hace mucho soñaba con esto.

Pero de momento algo me perturbó y me regresó a la realidad.
Volvíendo al momento actual y supe que eso no ha sucedido, era un efímero recuerdo del futuro.
Solo esperaré a que tú y yo lleguemos ahí.

Fervor, calor

Porque solo así se vivir…

Fervor, calor

Si encierras mi cariño y le haces dormir en el suelo
¿Cómo esperas que no muera de frío?
¿Por qué condenar a ser olvidado algo tan sincero?

Al recorrer las calles bajo la lluvia
el agua helada es menos hiriente
mucho menos que tu desdeñosa mirada.

No siendo el momento de morir, caigo sin caer
pulverizándome en mis pasos vuelvo a mirar el ayer.

Aún observando con otros ojos cargo con los despojos
de todo eso sin forma que una vez me hizo muy feliz.

Y así con este peso tendré que ir cuesta arriba otra vez.

Mi alma destrozada no encuentra sociego en su morada
y pálida sigue sintiendo, soñando, aunque todo le duela.

¡Canta!
¡Canta mi alma!
¡No dejes de cantar!

¡Que tus trinos se escuchen hasta el mar de fuego!
Que despierten a las almas viles y las nobles luego
al escuchar tu clamor, como un claro fulgor.

Siendo de tristeza que parezca de rabia
muriendo de dolor que simule un gran amor.

Así cuando pregunten ¿Y por qué cantas vos?
Solo tenga que responder:
Porque solo así sé vivir… con fervor.

Amor amor encuéntrame... (Acción poética)

Siempre tú

Amor amor encuéntrame... (Acción poética)

Al ver tus ojos me siento como el niño aquel, que teniéndo el mundo como patio de juegos se queda en un rincón y yo solo deseo pasear en tu alma, por tu pensamiento y tu recuerdo,

Quiero quedarme grabado, no en tu piel, sino en lo profundo de tu ser.

Como una colisión de estrellas remover tu mundo, ser una sorpresa; ser el movimiento, pero también ser la calma, tu refugio.

Aprender con calma tu compás, apreciar tus suaves notas y poder cantarlas al viento, con la felicidad del jilguero en primavera.

Si bien no podré evitar que caigas alguna vez, siempre puedo estar ahí con mis manos para levantarte y con mis brazos para sostenerte, te ofrezco este mundo para que lo compartamos, para encontrar la belleza en lo áspero y la luz en medio de las tinieblas.

A veces soy dueño del aire, a veces soy dueño de todo, pero no importa, si lo único que verdaderamente deseo es tu ser, mi divino tesoro.

Si cruza esta linea

Junto a ti eso no es así

Si cruza esta linea

Y ahora que estoy frente a ti te digo
sin clichés ni tonterías
que eres quien a pesar de los días
sigue haciendo mella en mi alma
vuelves mis sueños en algo cierto
y a veces lo real en pesadillas.

Si cruzas esta linea que nos divide
nacerá un poema…
Lloveran sobre ti mis locuras
mis amores y mis letras…
No obstante callaré
hasta ver si han florecido en ti.

Hoy, noches abobinables sin tu voz
sin tu calor
que vienen a recordarme el hartazgo
el aburrimiento
de superar mil catástrofes
de este y mis otros mundos
sabiendo que al final tú no estás.

Pero si estuvieras,
tal vez si me quisieras.
Sabría llorar de felicidad
hartaría al mundo con mi sonrisa
y procuraria ir hasta aquel que dijo;
“Este mundo solo es para sufrir”
para demostrale que junto a ti
eso no es así.

Fotografía de Daniela L. Herrero

corazon esperando

A veces

corazon esperando

¿Porque he de mirar la tele?
Si puedo cerrar mis ojos y verte a ti
mi música es la música del viento
mi baile son las hojas secas, viajantes
anhelantes, por ser atrapadas…
antes de caer.

¿Porque he de callar lo que siento?
Si puedo cantar y gritar que te amo
mi intención es liberar mi corazón
que no se muera mudo…
aunque tal vez si un poco solo.
Vibrante sangre que canta en mis venas
yo con gusto la derramo
solo por ti.

En mi paso por este sueño
que algunos llaman vida,
no encuentro mejor engaño
que creer salir sin herida
caminando fuera de aquí.

Por eso de un mundo viajo a otro
me sumerjo en tu recuerdo
no vivo, pero tampoco muero
tal vez en una de esas te encuentro.
A veces para avanzar
hay que mirar hacia atrás.
A veces para amar
hay que renunciar a olvidar.

A veces para estar
hay que perderse,
volver a voltear y preguntar:
¿Qué nos sucedió?

Vancouver park

Nieve y añoranzas

Vancouver park

Mi pluma que con negros trazos
gime, grita y llora constante
por todos los negros fracasos
a través del corazon sangrante
y al minuto mis ojos cansados.

Espesa nieve cubre ahora las calles.
Confusos pensamientos doloridos
hacen eco de realidades decadentes,
que se empañan y parecen sueños
y todos los sueños ahora ausentes.

Añorar el pasado nunca fue bueno,
llorarle como cadáver intensamente
es convertir al alma frágil en un evento
dejando solo un cuerpo inconciente.
Perdiendo la vida en un solo intento.

El negro me gusta y  siempre fue mi color
en la oscuridad el llanto sobre el no se ve.
Y porque al tratar de contener tanto dolor
el color no distrae ni te llena de falsa fe.