Manos entrelazadas - Tatuaje ancla

Quiero ser

Manos entrelazadas - Tatuaje ancla

Quiero ser la más sucia de tus fantasías y la más tierna de tus poesías. Para que acabada cada noche, cuando abras tus ojos descubras una nueva forma para amarnos.

Vendar mis ojos - chica ojos vendados

Como la mayoría

Vendar mis ojos - chica ojos vendados

Largos domingos tonteando,

visitando la iglesia y luego el futbol.

Comiendo todos en familia,

¡Qué bonito ser como la mayoría!

Contentarme con uno o dos días buenos

Y pensar que todo ocurre “por algo”

Saber que soy bueno y me merezco el cielo…

Que si no es en esta vida

en la otra sí que gozaré.

¡Que simple y que sencillo!

¿Por qué a mi me parece mal?

¿Por qué desconfio de tanta naturalidad?

¡Apartate odiosa razón,

que solo quiero ser un huevón!

Sin importarme la vida

ir por ahí como la mayoría.

Dejando que las cosas pasen

y no preguntarme porque lo hacen.

Tal vez mirar hacia atrás y llorar

al fin con cerveza se me va a curar.

Hablar de tetas y de dinero

que sin importarme un carajo

es mezclarme con los demás.

Pero ciertamente siendo como ellos

me pierdo de lo que es para mi más bello.

Amarme y ser honesto…

con lo que vivo…

con lo que siento.

Me enamoré de tus imperfecciones

Tu perfecta imperfección

Me enamoré de tus imperfecciones

Quiero mirarte y darte un beso que te despierte con amor,
acariciar las estrellas, juntos volar desde esta habitación,
recorrer la ciudad tomados de la mano, con toda la ilusión,
sólo preciso de esa mirada y de esa voz que destila candor.

Abrigarnos y cubrirnos juntos en las noches de frío,
nutrirnos de nuestros anhelos, incluso del silencio,
contigo sobran las palabras, tus ojos expresan todo,
la esperanza fluye y crece, solo con tenerte al lado.

Cielos estrellados nos cubrirán, las nubes se apartarán.
nuestra fuerza será un grito que ensordecerá al azar.
Nada ocurre solo por que sí, no te conocí por casualidad,
tú eras lo que yo  buscaba, por tantos años de soledad.

Tus perfectas imperfecciones son lo que yo necesitaba,
las yemas de tus dedos, crean infiernos o una alborada.
cuando con ellas rozas mi piel, puedo incluso enloquecer,
quiero sentirlas en mi espalda hasta ver la magia volver.