Derecho a olvidar, pareja, amor

Derecho al olvido

Este texto no tiene nada que ver con el derecho al olvido que está promoviéndose para que Google o Bing eliminen los resultados solicitados.

A continuación un texto a escrito por una amiga, E. Alejandra Marbán.

Derecho a olvidar, pareja, amor

A partir de hoy tienes derecho al olvido.

A partir de hoy tienes derecho a olvidar mis besos, aquellos besos que te daba jugando. De aquellos besos que te pedía a media noche, de esos en los que se notaba que el amor había terminado entre los dos.

A partir de hoy tienes derecho a olvidar mi forma coqueta de caminar, la timidez de mis ojos, la fuerza de mis palabras, la astucia de mis manos, mi comida sin picante, mi arroz sin sal, el café de las noches, mis manías, mis virtudes y todo lo que yo era cuando estaba a tu lado.

A partir de hoy tienes derecho al olvido, tienes derecho a cerrar los ojos y no verme al despertar, tienes derecho a salir corriendo y no voltear atrás, a olvidar lo nuestro, a olvidar lo que sólo fue tuyo y mío.

A partir de hoy tienes derecho a quemar mis cartas y olvidar mis palabras.

A partir de hoy tienes derecho a tirar mi foto en tu cartera, cambiar tu teléfono y hacer nuevos planes: sonreír en las mañanas frente al espejo, cambiar de rutinas.

A partir de hoy tienes derecho a olvidar, cambiar nuestros discos, cambiar nuestra historia, cambiar de rumbo y empezar de nuevo.

A partir de hoy tienes derecho a olvidar y deseo que lo logres. Mientras tanto yo seguiré ahogada en tu recuerdo, en tu ausencia, en tu vacío; sin derecho de olvidar porque aún dueles.

siempre es poesia playa

Siempre es poesía

siempre es poesia playa

Aunque se vayan las ideas,
aunque no vuelvan mas,
que vengan los sentimientos
que se haga poesía paso a paso.
Que sea natural como caminar,
un indulto para el triste penar.
No hay que venir con versos tibios
cuando se puede con pasión avasallar
Existen miles de letras aqui y allá,
muertas porque nadie las lee.
Pinturas tristes que nadie las ve,
porque todo lo quieren simple.
No hay amor porque ya no hay fe
de ver sin los ojos el interior,
en vivir el día a día
esperando la luz volver a ver.
Queremos todo ya y ahora,
tan instantáneo como el café.
Vivamos haciendo historas
entrelazando unas con otras
que canten al corazón.
Que exhiban los desaciertos
abanderando los tropiezos
de nuestro aprender.
Que griten la belleza
aún dónde no la hay.
Conocer que no es gratis
ni fácil ser feliz.
Siempre es poesía
cuando amas el vivir
y hasta cuando lloras,
casi al punto de morir.

goma lapiz

A la antigua

goma lapiz

Soy un reloj de cuerda viviendo en un mundo digital,
soy un cassette sin tener donde ser reproducido,
soy una goma de borrar cambiada por el botón «Borrar»
Casi todo se tiene y se quiere al instante…
Todo empieza y acaba sin haber sido saboreado un poco.

Aunque las cosas cambien y evolucionan rápidamente,
sigo queriendo disfrutar calmadamente mi café
de grano recién molido y sabor fuerte.
Mi caminar pausado y tranquilo al atardecer,
mientras otros sólo corren más y más hasta desfallecer.

Quiero amar despacio y con calma, sin prisas, sin huir…
Sin esperar que todo sea perfecto en semanas o pocos meses.
Recobrando la calidad de vivir, de mi sentir, del existir.

A veces el secreto está en saber esperar, en estar,
en no tener urgencia por llegar.

Mi meta es siempre tener más metas, pues aquí nada se acaba
sino hasta que la muerte oscurece nuestros sueños.

¿Entonces porque apresurar mi paso si es tan bello disfrutar el camino?

Soy un lápiz escribiendo en papel, con marcados trazos,
con la esperanza de que haya quién por fin lo sepa leer.

colchon

Momentos, pero algo más

colchon

De tantas tardes en tu colchón entendí la vida,
le di nuevo sentido a los sueños de niño.
Paraiso perlado de sudor con la luz desfalleciendo.
A veces tintineaban las campanas de la catedral,
coronando un placer que no alcanzaba a terminar.
Miles de noches en vela en ese lugar, mirándonos,
soñandonos, acariciándonos, alejándonos de todo,
excepto de nosotros.
El reloj nos tenía envidia, con su aburrida existencia.
Mientras nosotros olviabamos el tiempo,
ese que dejaba de tener una razón al no haber medida
ni forma de contener nuestro amor.
Las ojeras en nuestro rostro eran la prueba,
de que se le puede dar vida al alma y cansar al cuerpo.
Ese tiempo comprendí que no hay mejor que el silencio,
para decir las cosas que se tienen por dentro.
Una caricia y una mirada nuestra fulminaba el cielo,
y no habia tormenta que se atreviera a serparanos.
Pero como todo en este mundo es efímero,
todo eso se quedó solo en momentos.
Antes dos almas y dos cuerpos, ahora dos almas un cuerpo,
Esperando el momento de ser libres y amarse de nuevo,
quizá en otro tiempo, otro espacio o puede que en algún sueño.

Corazón dibujo

Tan solo un necio

Corazón dibujo

En los días sin luna tomad mi mano,
que yo os guiaré por la obscuridad
En los días de tristeza no temais,
a vuestro lado también me encontraré.
Sí mi imagen no veis aquí cerca,
solo pensadme…
llamadme con vuestra mente.
Que mientras penseis en mí
no estareis solo.
Yo aún sin quererlo pienso en vos
y no puedo evitar de tanto recordar,
sonreir
y llorar
claro que de felicidad.

No agradezcais lo que hago por vos,
mi corazón se ha entregado ya,
no necesitais pedir su amor
y al final de todo…
tan solo soy un necio que insiste en amar.